Pechuga de Pollo Rellena

Pueden utilizar cualquier corte de carne que quieran para rellenar. Lo importante es machucar el pedazo de carne hasta que quede plano. Lo suficientemente plano, sin que quede en pedazos. La idea es crear una superficie que se puedan poner ingredientes y se enrolle el pedazo de carne de una forma segura que los ingredientes no se salgan al momento de cocinar. Piensen de esta forma, es como hacer un burrito, pero en vez de tortilla es carne. Los palillos de pinchos funcionan muy bien para pinchar y mantener cerrada la pechuga mientras se cocina.

Esta pechuga de pollo la rellené de queso y jamón. No estuve muy pendiente de que clase de queso usé. Así que mientras cocinaba el queso se derritió y quedó todo fuera de la pechuga. Es importante que usen quesos que sean densos. Para que se mantengan firmes en el caliente.

La pechuga se cocina muy rápido. En un sartén con un poco de aceite o mantequilla, a fuego medio, se puede hacer en 3 a 4 minutos por cada lado. Dependiendo de cuan dorada le guste.

Tuve que improvisar lo que iba a hacer con todo el queso que había en el sartén. Por suerte no se quemó. Eche un poco de leche al sarten. Lo dejé a fuego medio. Añadí un poco de miel. Moviendo esta mezcla lentamente se hizo una crema bien interesante. Bañé la pechuga con la crema. Todo quedó delicioso.
Buen Provecho!

Pechuga de Pollo Rellena

Pueden utilizar cualquier corte de carne que quieran para rellenar. Lo importante es machucar el pedazo de carne hasta que quede plano. Lo suficientemente plano, sin que quede en pedazos. La idea es crear una superficie que se puedan poner ingredientes y se enrolle el pedazo de carne de una forma segura que los ingredientes no se salgan al momento de cocinar. Piensen de esta forma, es como hacer un burrito, pero en vez de tortilla es carne. Los palillos de pinchos funcionan muy bien para pinchar y mantener cerrada la pechuga mientras se cocina.

Esta pechuga de pollo la rellené de queso y jamón. No estuve muy pendiente de que clase de queso usé. Así que mientras cocinaba el queso se derritió y quedó todo fuera de la pechuga. Es importante que usen quesos que sean densos. Para que se mantengan firmes en el caliente.

La pechuga se cocina muy rápido. En un sartén con un poco de aceite o mantequilla, a fuego medio, se puede hacer en 3 a 4 minutos por cada lado. Dependiendo de cuan dorada le guste.

Tuve que improvisar lo que iba a hacer con todo el queso que había en el sartén. Por suerte no se quemó. Eche un poco de leche al sarten. Lo dejé a fuego medio. Añadí un poco de miel. Moviendo esta mezcla lentamente se hizo una crema bien interesante. Bañé la pechuga con la crema. Todo quedó delicioso.

Buen Provecho!